Wednesday, 22 May 2024

Acuerdo busca facilitar el acceso a pruebas avanzadas localizadas para el cáncer de mama y pulmón

 
 
   

 

Pfizer y Thermo Fisher Scientific han anunciado que han iniciado un acuerdo de colaboración para ayudar a aumentar el acceso a las pruebas basadas en la secuenciación de próxima generación (NGS) para pacientes con cáncer de pulmón y de mama en más de 30 países de América Latina, entre ellos potencialmente Ecuador, África, Oriente Medio y Asia, donde las pruebas genómicas avanzadas son limitadas o no están disponibles. El acceso a pruebas de NGS puede ayudar a proporcionar un análisis más rápido de los genes asociados, permitiendo a los profesionales sanitarios seleccionar la terapia adecuada para cada persona.

 

Para 2040, se espera que la carga mundial de cáncer aumente a 27.5 millones de nuevos casos y 16.3 millones de muertes.  En virtud del acuerdo, Thermo Fisher identificará los laboratorios locales que utilizarán la tecnología NGS de la empresa y se asegurará de que cuentan con la infraestructura, el personal formado y las medidas de control de calidad necesarias para cumplir las normas del sector en materia de servicios de pruebas NGS para el cáncer de mama y de pulmón. Pfizer estudiará formas de facilitar la accesibilidad de los pacientes a las pruebas NGS para estos tipos de cáncer y trabajará para concienciar a los profesionales sanitarios de las ventajas de las pruebas avanzadas.

 

En un mundo perfecto, cualquier persona que se enfrente a un diagnóstico de cáncer tendría acceso a pruebas vitales que pudiera identificarlos con un plan de tratamiento adecuado y optimizado e informar mejor su cuidado. Hoy en día, nuestro objetivo es llevar las pruebas NGS rápidas a laboratorios más descentralizados, más cerca de donde los pacientes son realmente tratados. Estamos un paso más cerca de ofrecer información de precisión a los pacientes desatendidos para que puedan recibir una atención más personalizada, independientemente del lugar del mundo en el que se encuentren”, dijo Garret Hampton, presidente de Secuenciación Clínica y Oncología de Thermo Fisher Scientific.

 

Nick Lagunowich, presidente Mundial de Mercados Emergentes de Pfizer afirma que “Cuanto mejor comprendamos la compleja ciencia que subyace al cáncer, mejor podremos tratarlo. Nuestra experiencia nos ha enseñado que el cáncer no siempre puede tratarse a grandes rasgos y a menudo requiere un enfoque individualizado basado en las características precisas de la enfermedad. En muchas partes del mundo, el acceso a la secuenciación de nueva generación puede ser limitado o inaccesible para los pacientes con cáncer. Este programa tiene como objetivo mejorar su viaje hacia el tratamiento y ayudar a aumentar sus posibilidades de mejores resultados”.

 

Históricamente, las pruebas de un solo gen se han utilizado para asociar a los pacientes con las terapias dirigidas adecuadas. Sin embargo, este proceso puede llevar mucho tiempo si se necesitan pruebas secuenciales y puede que no haya suficiente tejido para realizar todas las pruebas, lo que puede requerir procedimientos de biopsia adicionales. A medida que se dispone de más terapias dirigidas que pueden identificarse mediante un conjunto más amplio de marcadores genómicos, la secuenciación de nueva generación está sustituyendo rápidamente a las pruebas secuenciales de un solo biomarcador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *