Monday, 26 Jul 2021

Andes Visión busca concienciar a la población sobre las enfermedades causadas por las alergias

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

La alergia ocular, también llamada conjuntivitis alérgica, es el resultado de un proceso inflamatorio de la conjuntiva del ojo que genera enrojecimiento en el área. Esta se produce cuando los ojos reaccionan a un alérgeno determinado dado por el ambiente, las estaciones climáticas y por otros factores como el polen o pelo de animales. Johanna Negrette, cirujana oftalmóloga especialista en cirugía refractiva y córnea de la Clínica Oftalmológica Andes Visión, explica que esta condición afecta al 10% de la población, principalmente a niños, adolescentes y adultos jóvenes, siendo muy poco común en adultos mayores. En el contexto del Día Mundial de la Alergia, que se celebra en el mes de julio, la especialista de la Clínica Oftalmológica Andes Visión explica mayores detalles sobre las alergias oculares, con el fin de generar un mayor conocimiento y prevención de las mismas.

 

1.Sobre las causas de las alergias oculares
Cuando un alérgeno entra en contacto con los ojos, algunas de las células en el interior del ojo liberan sustancias, entre ellas la histamina, para combatir el alérgeno. Esta reacción produce enrojecimiento, prurito (picazón) y lagrimeo. A continuación, algunas de las causas más frecuentes:
● Polen.
● Polvo.
● Ácaros.
● Moho.
● Pelo de mascotas.
● Clima.
● Factores hereditarios. Es decir, predisposición genética a generar una reacción alérgica a ciertos elementos como perfumes, químicos, fármacos, cosméticos, picadura de insectos, entre otros.
● Rinitis alérgica o enfermedades del sistema respiratorio, pueden derivar una alergia ocular.
● Ciertos alimentos, sobre todo, procesados con colorantes o saborizantes artificiales.

 

2. Sobre los síntomas y cómo diferenciarlos de otras patologías
● De acuerdo con la especialista de la Clínica Oftalmológica Andes Visión las alergias oculares se caracterizan por el prurito o picazón. Existen otros síntomas como el enrojecimiento de la conjuntiva, sensibilidad a la luz, sensación de arenilla o cuerpo extraño y en algunos casos ardor e hinchazón del párpado.
● Para Negrette es fundamental diferenciar este tipo de síntomas de otro tipo de conjuntivitis o patologías visuales. Por ejemplo, si se trata de una conjuntivitis bacteriana, el paciente presentará, además de los síntomas antes mencionados, secreción mucopurulenta (pus).
● De igual manera, las alergias oculares y el síndrome de ojo seco, comparten algunos de estos síntomas, por lo que es clave que la persona que detecte estos signos acuda a un especialista para el diagnóstico adecuado y tratamiento.

 

3. Sobre los tipos de alergias oculares
La oftalmóloga de la Clínica Oftalmológica Andes Visión, explica que hay seis tipos de conjuntivitis alérgica, que son las más conocidas y que se generan por diversos factores, por lo que es fundamental que para el diagnóstico oportuno se acuda a un especialista. Estas son:
● Conjuntivitis alérgica estacional. Es una de las más comunes. Constituye entre el 25% y 50% de los casos de las alergias oculares. La causa principal es la exposición a aeroalergenos circulantes como el polen, el pasto y esporas de hongos que son transmitidos por el aire. El prurito o picazón es el principal síntoma de este tipo de alergia.
● Conjuntivitis alérgica perenne. Es otra de las más frecuentes. Según explica la oftalmóloga Negrette, se debe a ácaros del polvo, caspa de animales u otros alérgenos no estacionales. Estos alérgenos, en ambientes domésticos, tienden a causar síntomas durante todo el año.
● La queratoconjuntivitis vernal. Es un tipo más grave de conjuntivitis y poco común comprendiendo el 0,5% de los casos de las alergias oculares. Esta es más frecuente en hombres de entre 5 y 20 años con antecedentes de eczema, asma o alergias estacionales.
● Queratoconjuntivitis atópica. Este tipo de alergia ocular se asocia a pacientes que tienen dermatitis atópica y, por lo general, se presenta en niños, afectando a la conjuntiva y a los párpados.
● Blefaroconjuntivitis por contacto. Es una forma de dermatitis por contacto que afecta a la conjuntiva y los párpados. Este tipo de alergia ocular se puede presentar por la exposición a cosméticos, químicos, fármacos y algunas plantas.
● Conjuntivitis papilar gigante. Se produce en pacientes que usan lentes de contacto durante largos periodos de tiempo. Este uso prolongado genera una reacción alérgica al elemento dando paso a una inflamación de la conjuntiva.

 

4. Sobre los tratamientos y recomendaciones
● La cirujana oftalmóloga de la Clínica Oftalmológica Andes Visión señala que los tratamientos dependen del tipo de alergia que se diagnostique. Sin embargo, de manera general, este tipo de patologías se tratan con medicamentos antihistamínicos orales y con gotas artificiales cuya composición dependerá del tipo de conjuntivitis a tratar.
Para mejorar el cuadro de la conjuntivitis alérgica es indispensable acudir a un especialista quien hará una evaluación para identificar los síntomas y un examen físico del ojo para conocer si hay presencia de papilas en el saco interno del párpado, un factor determinante en la conjuntivitis alérgica”, añade Negrette.
● Para quienes padecen de conjuntivitis alérgica es fundamental evitar la exposición a alérgenos como los antes mencionados, además, evitar los rayos ultravioletas o la exposición prolongada a pantallas, pues la sequedad ocular empeorará el cuadro.
● Es clave mantener la hidratación de los ojos con la utilización de gotas artificiales de entre 2 o 3 horas, dependiendo del caso y bajo la indicación del médico especialista.
● Ante la sensación de picazón o ardor provocada por la alergia, no se debe frotar los ojos. Según la Dra. Negrette, esta acción es muy perjudicial porque puede producir cambios en la córnea y empeorar patologías como la miopía, astigmatismo o la hipermetropía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.