Thursday, 17 Jun 2021

Aprendizajes de triatleta en esta coyuntura

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Luego de alcanzar el quinto lugar en la prueba de triatlón realizada en Australia el pasado 14 de marzo, la deportista ecuatoriana Elizabeth Bravo aseguraba su presencia a los Juegos Olímpicos, obteniendo de esta manera su clasificación oficial, mientras celebraba este logro, se anunciaba en Ecuador el cierre de las fronteras para evitar la propagación de la pandemia en el país. A pesar de esta situación, la atleta cuencana apostó por continuar con sus entrenamientos diarios utilizando las herramientas que se encontraban a su alcance, asegura que “Con jornadas de hasta 8 horas de prácticas diarias he logrado mantener mi condición física e incluso he tenido que adaptar algunas de mis rutinas; por ejemplo, la natación la he realizado varias veces directamente en el mar, debido a que las piscinas se encontraron cerradas durante algunas semanas”.

Estos entrenamientos incluyen 3 jornadas (natación, ciclismo, y atletismo) en las que, gracias al apoyo y motivación de su esposo y entrenador, Elizabeth ha conseguido conservar un ritmo y desarrollo adecuado. La nutrición es un detalle fundamental que muchas veces no se ve tras una medalla, pero que juega un papel importante al ser el motor que impulsa nuestro cuerpo, comenta la atleta. “Gracias a Herbalife Nutrition he fortalecido mi masa muscular, pues la proteína que obtengo con sus productos me ayuda a mejorar mi rendimiento notablemente. De igual forma, el CR7 me ayuda a recuperar las sales y potasio que se pierden al mantener largas horas de entrenamiento diario”.

A pesar de encontrarse suspendidas las carreras al momento, Bravo sigue enfocada en dar lo mejor de sí, preparándose no solo físicamente sino también mental y emocionalmente, y mantiene fija su meta para alcanzar un gran resultado en los Juegos Olímpicos que se aplazaron para 2021. Así también, tiene la expectativa de participar en próximas pruebas, maratones o carreras en cuanto las condiciones así lo permitan.
A la espera de regresar a Ecuador y retomar de apoco sus entrenamientos habituales y futuras competencias, Elizabeth mantiene una actitud positiva y destaca varios aprendizajes que le ha dejado esta temporada como es el valor de la familia, el disfrutar de los pequeños detalles y el vivir un día a le vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.