Saturday, 25 Sep 2021

Convenio busca apoyar a niños en riesgo de abandono escolar

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

El Municipio de Guayaquil y Humboldt Zentrum suscribieron la firma del convenio para la ejecución del Programa de apoyo educativo a 7.500 niñas y niños en riesgo de abandono escolar y fortalecimiento emocional a 1.875 hogares “Educando en el camino – Fase 2. Para esta nueva etapa el programa se desarrollará bajo convenio con la Unidad formativa Humboldt Zentrum. El impacto en el país de la pandemia del COVID-19 ha conllevado efectos que trascienden más allá del nivel socioeconómico, afectando directamente al sector educativo, en particular, a la permanencia escolar de miles de niñas, niños y adolescentes.

 

El programa tiene como objetivo promover la permanencia en el sistema escolar de niñas y niños de Educación inicial, Educación general básica elemental y media de Monte Sinaí e Isla Puná, además de fomentar condiciones de protección integral, equidad de género, no discriminación, y cuidado de las niñas y niños por parte sus familias y comunidades. Con ese antecedente, la Alcaldía de Guayaquil acompañará a los estudiantes de Monte Sinaí e Isla Puná en su proceso de aprendizaje en una segunda fase del programa, Los beneficiarios del proyecto serán 7.250 niñas y niños en riesgo de abandono escolar de Monte Sinaí; 200 niñas y niños sin acceso a la educación pública en la Isla Puná; y, 50 niñas y niños que se encuentran en Casa de Acogida “Hogar de Nazareth”. Debido a que los efectos del rezago y abandono escolar afectan especialmente a las niñas y mujeres, el proyecto plantea que al menos el 60% de sus beneficiarias sean niñas. Además, es importante mencionar que de las 361 plazas de trabajo que genera este proyecto, el 80% son mujeres. Esta estrategia permite, además, brindar apoyo a las madres que son las que usualmente tienen el rol del cuidado y acompañamiento educativo. Las tutorías presenciales son el eje principal de este planteamiento en la medida que permiten la interacción entre tutor y estudiante. Estas consisten en: tutorías personalizadas, de dos horas de duración a la semana y tutorías grupales de hasta 6 niños una vez por semana para promover la interacción y el trabajo en equipo.

 

Mientras que el apoyo formativo tendrá los siguientes ejes de acción: Fortalecer la capacidad de las familias para el acompañamiento al aprendizaje en casa, prevención y detección de vulneración de derechos, bienestar y contención emocional. A través de las siguientes actividades: 250 Talleres formativos y encuentros comunitarios presenciales de aproximadamente 15 personas cada uno, y el levantamiento de información de la situación de cada familia a través de una ficha georreferenciada, que permitirá detectar situaciones de vulneración en el núcleo familiar y articular al apoyo necesario. El proyecto será ejecutado en un periodo de 10 meses (junio 2021 a marzo 2022).

 

Quince profesionales en psicopedagogía, psicología y educación, será el personal técnico que supervise la labor de las tutoras, sumado a diez profesionales de equipo técnico, distribuido entre técnicos de salud, psicología, trabajo social, administración y carreras afines a la educación, quienes harán acompañamiento y seguimiento a las familias de los niños y niñas atendidos en el programa, y ofrecerán apoyo y asesoramiento al equipo técnico de campo. Se dará continuidad en las mismas 12 comunidades de la fase anterior: Los sectores base son: 26 de agosto, Ciudad de Dios, Trinidad de Dios, Las Marías, Sergio Toral 1 y 2, María Paidar, Ebenecer, Monte Sinaí, Las Camilas, Voluntad de Dios y Realidad de Dios.
El programa continuará trabajando bajo el siguiente esquema:

 

La misión de la Dirección de la Mujer es mejorar la calidad de vida de las niñas y mujeres guayaquileñas a través del fortalecimiento de capacidades, desarrollo de aptitudes, igualdad de derechos y acceso a oportunidades para alcanzar su bienestar y progreso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.