Friday, 24 Sep 2021

Efectividad de la vacuna contra la Covid-19 a través de la prueba anti-spike

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

La prueba anti-spike o anti-espícula detecta la presencia de anticuerpos neutralizantes en población posvacunada y en población que sufrió la enfermedad, para establecer la respuesta inmunológica humoral (de anticuerpos) y su persistencia en el tiempo. La medición de estos anticuerpos tiene fines de seguimiento clínico y epidemiológico. Actualmente, Ecuador cuenta con el “Plan Fénix” para el manejo y control de la pandemia, con la colaboración de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), sustentado en diez pilares de acción: coordinación interinstitucional, comunicación de riesgos, vigilancia epidemiológica e investigación de casos, control de puntos de entrada, laboratorios nacionales, prevención y control de infecciones, manejo de casos, mantenimiento de servicios de salud esenciales, vacunación y logística.

 

Con este contexto y el compromiso de un control epidemiológico integral, la prueba anti-spike es una herramienta de apoyo. A continuación, conozca cinco características de la prueba anti-spike:
1. Verifica la presencia de anticuerpos
Esta prueba detecta la presencia de anticuerpos neutralizantes que se generan después de recibir la vacuna; estos son capaces de disminuir la severidad de la sintomatología luego del contagio por Covid-19. La presencia de estos anticuerpos garantiza la protección contra el virus, si bien se cuantifica su presencia, la sola existencia de ellos evidencia la presencia de inmunidad adquirida, ya sea tras la vacuna o una vez superada la infección.
2. Proporciona datos para la salud pública
Cada vez que una persona se realiza una prueba anti-spike, esta información puede emplearse para establecer la seroprevalencia posvacunal o posinfección, permitiendo evaluar la respuesta inmunológica neutralizante poblacional. En este sentido, es importante precisar que, con el virus original era necesario inmunizar al menos al 60% de población para asegurar el control de la transmisibilidad de la infección “inmunidad de rebaño”, pero ahora con la presencia de la variante Delta, que es más transmisible, se debe vacunar entre el 80 al 90% de la población para conseguir igual efecto.

 

3. Identifica el tipo de inmunidad generada
Si una persona se realiza una prueba anti-spike y mira que no generó anticuerpos neutralizantes, es recomendable que se evalúe nuevamente luego de tres o cuatro semanas. La respuesta inmunológica es individual y puede haber personas que desarrollan esta repuesta por fuera del comportamiento habitual.
4. Cuándo realizarse la prueba anti-spike
Puede realizarse 15 a 20 días después de la segunda dosis de la vacuna o una vez superada la infección por Covid-19; no antes del tiempo indicado o luego de la primera dosis de vacuna.
5. Dónde realizarse una prueba anti-spike
Este test está disponible en los diferentes puntos de atención de Synlab Ecuador. El resultado está disponible en 24 horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.