Tuesday, 21 May 2024

El síndrome de FOMO afecta especialmente a los jóvenes

 
 
   

 

En la vida cotidiana, adultos y niños están constantemente expuestos al uso de dispositivos digitales, lo cual plantea interrogantes sobre cómo mantener una relación saludable para equilibrar el tiempo dedicado a la tecnología, especialmente a las Redes Sociales. Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, en Ecuador, aproximadamente el 73% de la población utiliza Internet, principalmente para mantenerse conectados a través de redes sociales y mensajería.

 

Humana S.A. menciona que el exceso de tiempo frente a las pantallas puede causar ansiedad y el temido FOMO, especialmente entre los jóvenes.
El FOMO se refiere al miedo a perderse algo importante o interesante que esté ocurriendo en las redes sociales u otros lugares en línea. Este fenómeno puede llevar a sentimientos de ansiedad y estrés, principalmente cuando se experimenta una necesidad de estar conectado. Entre los jóvenes, el FOMO puede agravarse, ya que se enfrentan desafíos adicionales como interrupciones en el sueño, acoso en línea y presión social.

 

Como medidas de prevención, Humana, ofrece recursos y apoyo para ayudar a las personas a encontrar un equilibrio saludable entre su vida digital y offline:
• Establecer límites de tiempo: definir un horario específico para utilizar las redes sociales y respetarlo. Es esencial limitar el tiempo de pantalla diario para evitar la sobreexposición.
• Ser selectivo con contactos y contenido: controlar las publicaciones que se consumen y ser cuidadoso al seleccionar conexiones en línea. Esta práctica contribuirá a mantener un ambiente digital positivo y saludable.
• Participar en actividades fuera de línea: es importante dedicar tiempo a actividades y pasatiempos que no requieran dispositivos electrónicos.

 

Estas actividades promoverán un equilibrio entre la vida en línea y fuera de ella, contribuyendo así al bienestar integral.
Sin duda, es esencial tomar medidas para abordar estos problemas y promover un uso saludable y equilibrado de la tecnología, especialmente entre la juventud, garantizando así su bienestar y desarrollo positivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *