Wednesday, 1 Feb 2023

El uso de la tecnología para innovar la práctica docente

 
 
   

 

A más de un año de iniciada la pandemia a causa del COVID-19 en el mundo, las grandes empresas e instituciones siguen adaptándose e implementando herramientas digitales. En ese contexto, la crisis también ha enfatizado la importancia de la tecnología en la educación. Según el estudio ‘El uso de la tecnología para innovar la práctica docente’, elaborado por el Programa de Educación del Diálogo Interamericano y con colaboración de Microsoft, se identificó que la mayor dificultad para llevar a cabo las clases virtuales fue la ‘falta de conectividad’ y la ‘falta de formación tecnológica o acceso a la tecnología’. Por ello, la educación a distancia significó un verdadero reto de adaptación a un nuevo modelo de aprendizaje para todo el ecosistema de maestros, alumnos, familias e instituciones.

 

En la mayoría de los países de la región, las autoridades educativas se enfocaron en desarrollar estrategias y acciones inmediatas para atender la enseñanza virtual y en particular, las demandas docentes. Actualmente, en el país se está retomando la modalidad de educación híbrida o presencial, pero en aquel momento, las acciones se concentraron en la educación básica por dos motivos: primero, los gobiernos tenían el deber legal de garantizar la educación básica y, luego, los alumnos y las escuelas de este nivel requirieron mayor adaptación y adecuación de los modelos tradicionales de enseñanza.

 

Plataformas digitales para optimizar la educación remota e integral
Dos de los principales aprendizajes del estudio fueron que la aplicación de tecnologías como plataformas digitales puede facilitar la práctica docente. Sin embargo, hay consideraciones que atender:
1. La capacitación en plataformas digitales para docentes es esencial. Durante la pandemia se desarrollaron plataformas extremadamente sofisticadas las cuales no fueron utilizadas por los docentes debido a su complejidad. Una alternativa a esto ha sido la proliferación de ofertas de capacitaciones como Massive Open Online Course (MOOCs) muy especializados tanto en materia como en funciones o herramientas tecnológicas en particular.
2. Impulsar la usabilidad de las plataformas educativas digitales. La utilización de plataformas digitales permite escalar y replicar iniciativas efectivas, y probadas de forma fácil y rápida bajo una interfaz conocida por los maestros y estándar a nivel internacional. Así como transparentar el proceso de evaluación y brindar un entorno seguro para las calificaciones e información sensible.

 

La emergencia sanitaria exigió medidas inmediatas para garantizar el derecho a la educación de los estudiantes registrados en el Sistema Educativo ecuatoriano. Se crearon más de 3 millones de cuentas Office 365 Teams para lograr su interacción con los docentes con Moodle en el Proyecto Mi Aula en Línea. Esta herramienta permitió también la implementación del Sistema de Informes de Teletrabajo de los profesores a través de Sharepoint y PowerApps. El plan que se puso en marcha para apoyar al Ministerio de Educación en su propósito de garantizar la continuidad de la educación, se planificó en tres fases:
Fase 1. Aprender juntos en casa que se apalancó en el uso de herramientas de aprendizaje virtual con apoyo emocional, así como de guías para TV, radio e internet, para asegurar el acceso y la conectividad.
Fase 2. Aprendizaje abierto en el que se apuesta por la enseñanza virtual y a distancia, con un contacto físico progresivo con los profesores.
Fase 3. Retorno a la escuela para adaptarse a un nuevo modelo pedagógico enfocado en habilidades de enseñanza para el Siglo XXI, con el uso asertivo de la tecnología.

 

Además del apoyo de Microsoft en los programas dirigidos a facilitar la continuidad de la educación, se han enfocado esfuerzos para la capacitación de más de 75 mil maestros a través del Programa Partners in Learning, se han impartido cerca de 4 mil cursos en colaboración con GuayasTec de la Prefectura del Guayas y se han desarrollado actividades de programación, en las que participaron más de 100 mil niños y jóvenes. Este es el aporte de Microsoft para acompañar a los líderes de la educación en su adaptación a la complejidad de la transformación educativa, que busca facilitar la integración de la tecnología en todos los aspectos del proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *