Sunday, 19 May 2024

Impulsan la presencia de mujeres en roles tradicionalmente masculinos

 
 
   

 

Cada 20 de febrero se conmemora el Día Mundial de la Justicia Social, una fecha que invita a reflexionar sobre la importancia de promover la equidad y los derechos humanos en todas las esferas de la sociedad. Con la instauración de esta fecha el 26 de noviembre de 2007, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoce que el desarrollo social y la justicia son indispensables para la consecución y el mantenimiento de la paz y la seguridad en las naciones y entre ellas.

 

Además, considera que la globalización y la interdependencia están abriendo nuevas oportunidades para el crecimiento económico y el nivel de vida, pero persisten problemas como la pobreza, la exclusión y la desigualdad.
Por otro lado, para UNICEF, la justicia social va más allá del concepto tradicional de justicia legal, y se basa en la igualdad de oportunidades y en la protección de los derechos fundamentales de cada individuo.

 

Rol del sector empresarial
En este contexto, es crucial destacar el papel de las organizaciones públicas y privadas que, a través de sus acciones y compromisos, contribuyen activamente a la construcción de un mundo más justo y equitativo para todos.
NIRSA, empresa que comercializa productos alimenticios bajo la marca Real, es una de ellas, cuyo modelo de negocio sostenible impacta positivamente en la sociedad y ecosistema. La compañía fomenta el crecimiento profesional de sus colaboradores, núcleo vital de la empresa, mediante becas para culminar el bachillerato, beneficiando a más de 100 colaboradores todos los años.

 

Además, promueve la equidad de género en todos los niveles de la organización al impulsar la presencia de mujeres en roles tradicionalmente masculinos, como la supervisión de talleres mecánicos y eléctricos. Forma parte de programas como «Mujeres al Volante», que ha empoderado a más de 25 mujeres en la conducción de carga pesada y «Emprende Posorja», que impulsa el emprendimiento de costura, permitiendo a cerca de 35 mujeres generar ingresos propios y mejorar su calidad de vida. De igual manera, lidera varias iniciativas en alianza con la Fundación Redni y el Banco de Alimentos Diakonía para combatir la desnutrición crónica infantil y el hambre.

 

Con donaciones de productos a proyectos en Guayaquil, Posorja y Playas, hemos podido contribuir a la salud y el bienestar de las personas, sobre todo, hemos alcanzado a los grupos más vulnerables del sector que sufren de desnutrición y hambre. Alimentos como el atún y las sardinas, que proveen proteína de calidad, son esenciales para el crecimiento y el desarrollo adecuado de las personas. NIRSA es una empresa socialmente responsable que no solo ofrece productos de calidad y alto valor nutricional, sino que también se compromete activamente con programas que generan un impacto positivo en la sociedad”, menciona Melissa Aguirre, gerente de Asuntos Corporativos de NIRSA.
En el marco del Día Mundial de la Justicia Social, NIRSA reafirma su compromiso con esta causa y continuará contribuyendo activamente a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, con especial atención en los ODS2: Hambre cero; ODS 5: Igualdad de género; ODS8: Trabajo decente y crecimiento económico; y ODS14: Vida marina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *