Friday, 14 Jun 2024

Impulsan webinar sobre cómo la tecnología se está imponiendo como gran aliada para la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad

 
 
   

 

A casi dos años de la irrupción de la pandemia por Covid-19 y en plena “nueva normalidad”, la Fundación Adecco y Lumen Technologies impulsaron un webinar para dar a conocer los resultados del informe Tecnología y discapacidad, un análisis que, a lo largo de los 10 últimos años, ha profundizado en cómo la tecnología se está imponiendo como gran aliada para la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad, en una sociedad eminentemente digitalizada. Según el reporte por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 68% de los encuestados considera que los avances tecnológicos son grandes aliados para su acceso de empleo, aunque también se reflejó una disminución en la contratación de personas con discapacidad durante el 2020, debido a las medidas de confinamiento.

 

Sabemos que la verdadera inclusión laboral suma muchos componentes al ADN de una organización”, señaló Emilio Madero, VP de Marketing & Operaciones de Venta de Lumen LATAM. El ejecutivo cree que uno de los puntos importantes para aprovechar los beneficios de los avances tecnológicos en la inclusión consiste en reforzar las competencias digitales entre las personas con discapacidad y conectar las áreas tecnológica y social.

 

Para Lina Rojas Montoya, Business Developer de Incluyeme.com “Las empresas debieran tener programas para impulsar desde el diseño productos más accesibles para fomentar la inclusión digital y tecnológica”.
La ejecutiva imagina un futuro en el que las personas con discapacidad permanente o con deficiencias temporales dispongan de la tecnología que necesitan para trabajar de forma eficaz e independiente desde cualquier dispositivo.

 

Pero la tecnología no sólo impacta en la forma de trabajar, sino también en otras áreas como la búsqueda de empleo, ya que se puede hacer la búsqueda por medios telemáticos. Según el Informe de Fundación Adecco, a nivel mundial, las nuevas tecnologías han mejorado la calidad de vida integral de 6 de cada 10 personas con discapacidad, al permitir una mejor comunicación a través de Internet, ya sea con familiares, amigos o personas con vivencias similares.
Destacan también el uso de aplicaciones como Whatsapp para comunicarse de forma escrita e instantánea, incluyendo la posibilidad de videollamadas.

 

Para Madero, uno de los puntos importantes respecto al impacto de la tecnología en el tema de la inclusión que se destacó con la pandemia, fue el teletrabajo y resalta como aspectos positivos: la mejora de la calidad de vida, la eliminación de barreras de movilidad, el aumento de la motivación y el compromiso, la mejora de autoestima y la flexibilidad. “En el futuro esperamos ver a objetos inteligentes como asistentes virtuales guiados por voz o a vehículos autónomos, siendo utilizados por parte de la población discapacitada. Este crecimiento tecnológico debe orientarse a conseguir la plena inclusión de ellos y a la igualdad de oportunidades”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *