Friday, 7 May 2021

La cirugía refractiva mejora tu calidad de vida

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

En la actualidad, los lentes han sido la mejor opción para compensar la pérdida visual, pero los retos con los que una persona se enfrenta son muchos, desde complicaciones como practicar algún deporte hasta mirar por el objetivo de un microscopio. Dichas complicaciones pueden quedar atrás con la cirugía refractiva, una solución que ha surgido para mejorar la calidad de vida de las personas.

Smile es una innovadora técnica quirúrgica que soluciona problemas de refracción. Para su procedimiento se realiza una pequeña incisión, sin la necesidad de hacer un corte en la córnea. Este método, a diferencia de la técnica Lasik, disminuye la posibilidad de que la estructura de la córnea se llegue a ver afectada o de contraer problemas de ojo seco. Dicha intervención resuelve diferentes patologías producidas por defectos refractivos como la miopía, hipermetropía y astigmatismo que impiden llevar con normalidad el día a día de las personas. Mientras más pronto se realice esta operación, más rápido dejará la dependencia de los lentes.

La intervención se efectúa en un tiempo estimado de 10 a 15 minutos y consiste en tallar la córnea para modificar su curvatura y así, conseguir el adecuado enfoque de la imagen en la retina. Entre los factores que caracterizan a la técnica Smile se encuentran los cuidados postoperatorios, puesto que, su recuperación es inmediata. En un lapso de 24 a 48 horas el paciente podrá realizar sus actividades sin complicaciones.

Alfonso Almeida, cirujano oftalmólogo de Clínica Santa Lucía, explica que antes de la técnica Smile se debe realizar un examen absoluto del ojo, es decir, desde la superficie ocular hasta su estado interno. Después de los exámenes, se determina quiénes son aptos para este procedimiento quirúrgico. Los pacientes que se considera contraindicados son los que poseen problemas en la córnea como queratocono, distrofias o infecciones, porque puede presentarse una descompensación en la córnea y complicaciones postoperatorias graves.

La cirugía refractiva es un proceso que se debe valorar previamente pues tiene que ser evaluado de manera minuciosa para que el paciente no sufra complicaciones. La calidad de vida de las personas puede mejorar gracias a esta innovación tecnológica que no solo permite que una persona realice actividades rutinarias normalmente, sino también brinda un cambio notorio en su estilo de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.