Thursday, 25 Feb 2021

La inversión en ciberseguridad ayuda a las empresas a consolidar su reputación corporativa

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Las empresas comprometen su reputación, credibilidad y, por ende, su productividad, cuando se presentan fraudes o robos de información y datos como consecuencia de los ciberataques que han aumentado en los últimos años. Ante ello, invertir en estrategias de protección de datos e información en los sectores financiero, estatal, salud, educación, industria, Retail, entre otros, no representa una opción sino una necesidad básica. En sí, un mecanismo de ahorro frente a lo que le costaría a una compañía.

 

Luis Carlos Guerrero, presidente de Lumen (Colombia), asegura que las decisiones que se tomen hoy con relación a la protección de datos e información en las empresas mostrarán un ahorro en las finanzas corporativas. Para ello, es necesario acudir a programas de tecnologías de la mano con trabajadores y clientes. “Hoy en día, la conformación de equipos de trabajo que estén orientados a la implementación de nuevas tecnologías, más que una necesidad, es una urgencia para evitar la pérdida de la información, la intrusión de terceros en las plataformas tecnológicas, los fraudes informáticos y la destrucción o pérdida de información de las compañías”, dice Guerrero.

 

Recalca que las empresas deberán contar internamente con áreas de trabajo designadas para proteger la información, lo cual se hace con la ayuda de empresas especializadas en servicios tecnológicos que asesoren y definan la mejor ruta de acciones con el objetivo de realizar una inversión que se ajusta a las necesidades de cada compañía.
Además, la inversión adecuada incorpora la generación de una cultura de protección de la información empresarial y personal, como aprender a usar correos electrónicos, teniendo en cuenta que desde ellos es desde donde más se reportan casos de cibercrimen: phising, suplantación de Identidad, envíos de malware y fraudes en medios de pago en línea.
Guerrero añade además que no se trata de hacer inversiones en ciberseguridad sin conocer qué se necesita proteger. “Cada compañía tiene necesidades particulares y presupuestos que se pueden destinar anualmente a construir un plan que combina tecnologías como inversiones económicas y el factor humano. Y si se previene ataques se ahorra y se consolida la reputación empresarial”.

 

El panorama en la región muestra que en 2021 habrá un incremento en la demanda de servicios relacionados con la seguridad de datos e información en más de 455,9 millones de dólares, lo que indica que la cifra de inversión mundial llegará a ser de 936,7 millones de dólares, lo que representa un aumento de 15%, según el informe de mercado de Seguridad para América Latina de la firma Frost and Sullivan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.