Sunday, 19 Sep 2021

La necesidad de transformar los modelos de negocio hacia la sostenibilidad

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

La emergencia sanitaria producto del brote del covid-19 trajo consigo algunas medidas que han tenido un alto impacto en el medioambiente. Desde el toque de queda obligatorio en algunos países, hasta la restricción de movilidad en vehículos públicos y particulares, lo cierto es que este cambio radical en el estilo de vida de las personas a nivel mundial ha provocado que los índices de contaminación bajen considerablemente. Según la información de la Secretaría de Ambiente de Quito, el nivel de las emisiones en la ciudad se ha reducido hasta en un 50%, logrando como resultado fenómenos pocas veces vistos, por ejemplo, que los animales salvajes regresen a los hábitats ahora abandonados por los seres humanos.

Según Katarina Zdraljevic, jefe de la Unidad de Gestión Ambiental de Banco ProCredit, “… En el contexto de la pandemia, la ciudadanía ha empezado a valorar y priorizar aspectos como el consumo de productos orgánicos y/o sostenibles, por ejemplo”. Es más evidente ahora que las personas prestan especial atención a productos que tengan un sello que certifique que no es dañino ni para la salud, ni para el ambiente. Esto implica que, a partir de la reactivación económica, las empresas deberán dar un paso adicional que garantice que su giro de negocio se ajuste a las nuevas exigencias de los consumidores. Por ello, Zdraljevic detalla a continuación algunos puntos importantes sobre la necesidad de transformar los modelos de negocio hacia la sostenibilidad.

¿Por qué apuntar hacia la sostenibilidad?
La sostenibilidad tiene que ver con desarrollar un modelo económico que considere el futuro de las siguientes generaciones y el impacto que podría tener en el aspecto social y ambiental. Es así que existen 3 razones sólidas del por qué es fundamental contar con un modelo de negocio sostenible:
1. Argumento ético: “Si no modificamos las formas en que venimos realizando nuestras actividades diarias, las generaciones venideras sufrirán aún más las consecuencias, y ese punto tiene que ver con el valor que le asignamos al ser humano”, indica la experta.

 

2. Preferencias de los clientes: Los consumidores preferirán cada vez más productos que se hayan generado en armonía con el medioambiente, a través de procesos limpios no contaminantes, optimizando la energía empleada y respetando los derechos de las personas que han intervenido en los procesos de producción.
3. Razones económicas: Con la implementación de cualquier tipo de proceso de eficiencia de recursos, las empresas ahorran costos, adicionalmente, productos sostenibles, reciclados, orgánicos, locales, y en general, de materiales que son amigables con el medio ambiente tienen un precio más alto en el mercado, lo que representa una razón económica más para apostar por la sostenibilidad.

¿Cómo lograrlo?
Para lograr que un negocio sea más sostenible, es necesario considerar 6 puntos clave:
1. Evaluación de la situación actual: Es importante determinar los puntos fuertes y débiles de la empresa en lo que a sostenibilidad se refiere.
2. Involucramiento de la gerencia: La alta dirección de la empresa está encargada de diseñar las estrategias, y la decisión de tener un modelo de negocio sostenible es una decisión estratégica.
3. Planificación para poner en marcha medidas de sostenibilidad: El plan para la implementación de la sostenibilidad debe ser claro y estar basado en objetivos SMART que se refieren a las metas que son específicas, medibles, alcanzables, relevantes y definidas por tiempo.
4. Mejoramiento continuo: Es necesario innovar constantemente para garantizar una mejora continua de la eficiencia productiva de la empresa.
5. Sugerencias de las medidas con impacto positivo: Aquí impera la inversión en la eficiencia de los recursos. Esto es de gran ayuda, no solo en el aspecto ambiental, sino también en el económico. Uno de los puntos más destacados dentro de esta categoría es la eficiencia energética.
6. Financiamiento de medidas sostenibles: Banco ProCredit cuenta con una línea de financiamiento verde denominada EcoCredit para promover inversiones en eficiencia energética, energías renovables, y medidas medioambientales en general. El crédito está disponible para pequeñas y medianas empresas, cuya constitución sea mínima de un año, y se puede otorgar entre $ 10.000 y $ 4 millones, con tasas preferenciales y plazos extendidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.