Friday, 7 May 2021

Los riesgos del crédito directo en la economía familiar

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

En el marco de la crisis económica que se vive en el Ecuador y el mundo producto del brote del covid-19, y ante la proximidad del Black Friday y la Navidad, las personas empiezan a considerar sus opciones para adquirir productos y/o servicios sin tener que realizar pagos corrientes. Una de las alternativas más comunes es la del crédito directo, que muchos almacenes a nivel nacional ofrecen a sus clientes. Según explica Francisco Nazati, jefe de Banca Personas de Banco ProCredit, manifiesta que “Algunas casas comerciales están autorizadas a otorgar crédito directo a sus clientes, lo que significa que este crédito lo hacen directamente con el consumidor final del bien o servicio, sin la necesidad de que una entidad financiera intervenga en este proceso”. Sin embargo, esta figura lleva consigo algunos riesgos.

 

A continuación, el experto de Banco ProCredit expone 3 de los principales riesgos del crédito directo, así como la forma en que pueden perjudicar a la economía familiar:
1. Podría existir un sobreendeudamiento: El sobreendeudamiento se refiere al estado al que llega una persona cuando adquiere más compromisos financieros de los que está apto para pagar en proporción con sus ingresos y su patrimonio. En otras palabras, se compró más de lo que se puede pagar. “Esto ocurre porque, previo al otorgamiento de un crédito directo, los comercios usualmente no analizan la capacidad de pago del comprador, por tanto, podemos en algún momento llegar a tener varias cuotas que comprometan nuestros ingresos”, indica Nazati. Además, pocas personas son conscientes de que, aunque las cuotas que plantean estos créditos aparenten ser pequeñas, se termina pagando 2 o 3 veces más del valor del bien adquirido. “La suma de varias cuotas pequeñas llega a acumularse y representa un egreso fuerte que compromete nuestra estabilidad a largo plazo”, agrega.

 

2. Su historial crediticio se podría ver afectado en la central de riesgo: Una central de riesgo es una entidad que clasifica a las personas según la probabilidad de impago. “Este segundo riesgo está directamente asociado al primero, y es que, en caso de sobreendeudamiento, y ante la falta de pago puntual de estos créditos, el historial crediticio del deudor definitivamente se verá afectado en la central de riesgos”, señala el experto de Banco ProCredit. Esto quiere decir que, a futuro, si la persona desea solicitar un crédito por un monto mayor, y/o para algo más importante, esta solicitud podría ser rechazada.

 

3. Se pone en peligro la estabilidad económica de la familia: Si no se lleva un adecuado control de los gastos y se cae en excesos durante estos últimos meses del año, se puede perjudicar sin duda la salud financiera de la familia, acarreando complicaciones económicas, lo cual no representaría el escenario idóneo para iniciar el 2021. Para evitar caer en estos riesgos, Francisco Nazati brinda las siguientes recomendaciones:
1. Implemente una cultura de ahorro.
2. Elabore un presupuesto.
3. Analice la forma de pago más idónea.
4. Si va a acceder a un crédito directo, hágalo responsablemente.
5. Si ya mantiene una deuda con un crédito directo, abone la mayor cantidad posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.