Sunday, 19 May 2024

Nicanor impulsa la cultura del buen beber con un enfoque responsable y de consumo local

 
 
   
De izquierda a derecha: Miguel Ponce, socio y chef de Nicanor; y Andrés Damerval, socio y Bar-manager de Nicanor

 

La Casa de Bebidas Nicanor, situada en el corazón de la calle Panamá, es el Bar y Restaurante de moda de esta zona, que desde hace un año ofrece a comensales nacionales y extranjeros una nueva experiencia de Bar de gran nivel por su variedad de coctelería, acompañado de platos cuidadosamente seleccionado como complemento a la esencia de Nicanor, el licor.

 

Hemos logrado marcar un antes y después en la escena de la coctelería en Guayaquil, siempre enfocándonos en resaltar nuestra materia prima y productos frescos locales, así como personalizar el servicio. Nos esforzamos por tratar a cada cliente de manera personal por eso nos preocupan los detalles”, indica Andrés Damerval, socio y Bar-manager de Nicanor.

 

Para él y sus socios, Miguel Ponce y José Fernando Pérez, Nicanor se ha convertido en un lugar para tomar un buen trago, sorprenderse y comer delicioso. “Siempre estuvo en mente para los tres, lograr reflejar lo que existe en grandes ciudades, ese lugar donde tomar un trago sea una experiencia para disfrutar y compartir. Nos enorgullece estar impulsado un cambio hacia una coctelería dinámica que valora el producto local de calidad”, agrega José Fernando Pérez, socio y Administrador.

 

Para Miguel Ponce, socio y chef, Nicanor en poco tiempo ha logrado ser destino pionero para disfrutar de manera integral de una buena bebida con una variedad de platos. En los productos, cuidan que las bases alcohólicas de cada coctel sean de altísima calidad. La carta exhibe más de 28 cocteles, y más de 90 licores diferentes. “Nuestra carta es una guía, si alguien busca un coctel de un perfil de sabor distinto a lo que ofrecemos o quiere un Old Fashioned lo preparamos. También cambiamos el menú mínimo dos veces al año”, señala Andrés Damerval. En el cambio del menú se rota tanto la comida como las bebidas de acuerdo a los sabores de la temporada vigente.

 

 

Gracias a las visitas al sitio, han identificado las preferencias del guayaquileño, que a decir del Bar-manager no hay un perfil único, sino que la elección apunta a una variedad de sabores. Sus tres socios apuntan a continuar enfocándose en la calidad y variedad en su oferta coctelera, a fin que sea accesible a todos los paladares y exigencias de propios y extraños.

 

Nicanor sede del evento “Negroni Week” en Ecuador
El “Negroni Week”, es el mayor evento anual en que bares y restaurantes del mundo celebran a uno de los mejores cocteles, se esfuerzan en crear variantes únicas del cóctel Negroni y recaudan miles de dólares en beneficio de causas sociales. Una cita para disfrutar de más de diez tipos de Negronis, incluyendo recetas exclusivas de bares de Ecuador (Nicanor-Guayaquil), Argentina (Casa Cavia, Buenos Aires), Chile (Bar La Providencia, Santiago), Perú (Lady Bee, Lima) y Colombia (Alquimia Speakeasy, Manizales). Los tragos que se degustarán en los cinco países son:
· “De Temporada” (Nicanor – Ecuador), elaborado de: Diosaluna Miske, Aperol, Licor de ají y Amargo andino.
· “Mineral” (Casa Cavia – Argentina), elaborado de: Lemoncello mineral, Campari y Cinzano rosso.
· “Amor y lujuria” (Bar La Providencia – Chile), elaborado de: Gin Crespo, Campari Fresa y Cinzano rosso con Nibs de cacao.
· “Cavero” (Lady Bee – Perú), elaborado de: Pisco Barsol, Punt e Mes, Cinzano Dry y aceitunas.
· “Marroni” (Alquimia Speakeasy – Colombia), elaborado de: Ron infusionado en café y cacao, Campari y Blend de Analucía.

 

Un evento que recaudará fondos en más de 70 países, incluido Ecuador en favor de organizaciones benéficas. En esta edición, por cada Negroni servido los bares y restaurantes donarán un dólar a Slow Food ®. Nicanor además de este aporte, hará una contribución de igual valor a Let Girls Rise en Ecuador. El Negroni es un coctel italiano con más de 100 años de historia, a base de Campari, Ginebra y Vermú rojo; un auténtico icono, que trasciende más allá de una época, y después de décadas sigue siendo un trago único.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *