Wednesday, 22 May 2024

Presentan plan pionero «canje para dejar de fumar»

 
 
   

 

Se animará a un millón de fumadores a que cambien los cigarrillos por vapeadores en el marco de un nuevo y pionero plan de «canje para dejar de fumar» diseñado para mejorar la salud de la nación y reducir las tasas de tabaquismo.
En el marco de este plan nacional, pionero en el mundo, casi uno de cada cinco fumadores ingleses recibirá un kit de iniciación al vapeo junto con apoyo conductual para ayudarles a abandonar el hábito, como parte de una serie de nuevas medidas para ayudar al Gobierno a cumplir su objetivo de estar libres de humo en 2030, reduciendo las tasas de tabaquismo al 5% o menos.

 

En un discurso, el Ministro de Sanidad, Neil O’Brien, también anunciará que, tras el éxito de los planes locales, se ofrecerán incentivos económicos a las mujeres embarazadas para ayudarlas a dejar de fumar. Para ello se ofrecerán vales de aquí a finales del año que viene, junto con apoyo conductual, a todas las mujeres embarazadas que fumen. El Gobierno también consultará sobre la introducción de inserciones obligatorias en los paquetes de cigarrillos con mensajes positivos e información para ayudar a la gente a dejar de fumar.

 

Además, se tomarán medidas enérgicas contra la venta ilegal de vapeadores, como parte de las medidas para impedir que los niños y los no fumadores se aficionen a este hábito, cada vez más popular entre los jóvenes.
Neil O’Brien, ministro de Sanidad afirma que “Hasta 2 de cada 3 fumadores de toda la vida morirán a causa del tabaco. Los cigarrillos son el único producto a la venta que le matará si se utiliza correctamente. Ofreceremos a un millón de fumadores nuevas ayudas para dejar de fumar. Financiaremos un nuevo plan nacional de «canje para dejar de fumar», el primero de este tipo en el mundo. Trabajaremos con los ayuntamientos y otros organismos para ofrecer a un millón de fumadores de toda Inglaterra un kit de iniciación al vapeo gratuito”.

 

Para los que dejan de fumar, el riesgo de sufrir un infarto se reduce a la mitad al cabo de un año, lo que en última instancia reduce a la mitad la probabilidad de acabar en una cama de hospital o algo peor.
Ayudar a más mujeres a tener un embarazo sin tabaco reducirá el número de bebés que nacen con bajo peso o poco desarrollados y con problemas de salud que requieren cuidados neonatales y continuos. También reducirá el riesgo de abortos espontáneos y mortinatos. Reducir las tasas de tabaquismo reduce el número de enfermedades relacionadas con el tabaquismo que necesitan ser tratadas, reduciendo a su vez la presión sobre el NHS, ayudando a cumplir con nuestra prioridad de reducir las listas de espera del NHS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *