Thursday, 23 Sep 2021

Reduce tus problemas digestivos con una mejor nutrición

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Un sistema digestivo regular se basa en alimentos adecuados en el momento adecuado. Muchos de nosotros comemos demasiado o comemos muy rápido, no comemos suficiente fibra, nos saltamos comidas y luego sometemos a nuestro estómago a un plato gigantesco de comida. Teniendo en cuenta la cantidad de uso y abuso que nuestro sistema digestivo tiene que soportar a diario es común que se presenten malestares como hinchazón y constipación. Por ello, echemos un vistazo a lo que puedes hacer para aliviar cualquier tensión en tu sistema digestivo y sigue estos siete consejos para una digestión saludable:

 

1.Come suficiente fibra: La fibra es la parte estructural de una planta, por lo que se encuentra en alimentos que son buenos para ti como frutas, verduras, frijoles y granos enteros. Los adultos deben comer alrededor de 30 gramos de fibra al día, pero la ingesta promedio entre adultos en los EE. UU. es solo alrededor de un tercio de esa cantidad. Nuestros estilos de vida ocupadas contribuyen al problema. Cuando estamos comiendo en cualquier parte, es menos probable encontrar frutas ricas en fibra, verduras y granos enteros. Intenta comer una fruta o verdura con cada comida o merienda, mezcla algunos frijoles en una sopa o ensalada, y elige granos enteros sobre panes, cereales, arroz y pastas blancas o refinadas.

 

2. Necesitas bacteria de la buena: Tu sistema digestivo es el hogar de miles de cepas de bacterias beneficiosas que ayudan a descomponer los alimentos que son resistentes a la digestión normal. Esto te permite obtener más nutrientes de tus alimentos. Las bacterias en tu sistema también ayudan a combatir el crecimiento de otras bacterias potencialmente dañinas, promoviendo así la digestión saludable. Mientras que la idea de consumir bacterias en la dieta puede sonar poco atractiva, las bacterias probióticas encontradas en el yogur y otros alimentos fermentados pueden promover la salud digestiva.
3. Toma suficiente líquidos: El líquido ayuda a las fibras de los alimentos a «hincharse» y ayuda a añadir más volumen al material que pasa a través del tracto digestivo inferior, lo que mantiene las cosas funcionando sin problemas. Las frutas que contienen mucha agua y las hortalizas ayudan a hacerte sentir satisfecho, y a alcanzar tus necesidades de líquidos, pero también sigue siendo importante beber líquidos durante todo el día.

 

4. Ejercita regularmente: El ejercicio no es sólo para los músculos que puedes ver, sino también es bueno para los músculos lisos de tu tracto digestivo. El ejercicio estimula los músculos a contraerse, lo que mantiene las cosas «avanzando». El ejercicio es también un gran reductor de estrés, lo que lo hace particularmente bueno para aquellas personas cuyo sistema digestivo actúan cuando se estresan.
5. No pases mucho tiempo sin comer:  Cuando pasas mucho tiempo sin comer, es probable que suceda un par de cosas: comerás rápidamente porque tienes hambre y comerás demasiado porque estás muerto de hambre. De cualquier manera, podrías terminar con un toque de indigestión. Tu sistema digestivo probable sea mucho más feliz si comes comidas regulares y bocadillos durante todo el día.

 

6. Haz cambios en tu dieta de forma progresiva: A menudo, cuando la gente se siente incómoda por el gas, calculan que lo mejor es eliminar los alimentos «gaseosos» como los frijoles o el brócoli de la dieta. Pero en lugar de eliminar estos alimentos saludables, intenta comer sólo pequeñas cantidades durante varios días para darle tiempo al sistema a que se ajuste. Del mismo modo, si estás tratando de agregar más fibra a tu dieta, aumenta gradualmente la cantidad de fibra que comes, hasta que alcances la cantidad recomendada de 25-30 gramos de fibra.
7. Tómate tu tiempo: Cuando comes demasiado rápido, no sólo disminuyes cuánto disfrutas de tu comida, sino que también es más probable que tragues aire, lo que puede conducir a gases y distensión. Y cuando comes muy rápido, también es más probable que comas en exceso, ya que le toma tu estómago unos 20 minutos para decirle a tu cerebro que está lleno y eso puede conducir a una mayor molestia digestiva.

Susan Bowerman, Directora Senior de Nutrición de Herbalife Nutrition.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.