Saturday, 13 Apr 2024

Santillana busca garantizar la excelencia en el aprendizaje de los estudiantes

 
 
   

 

Cuando se habla de innovación en el sector de la educación, el nombre Santillana sale a relucir gracias a su compromiso de mejorar continuamente. Uno de los grandes logros de esta empresa educativa es su programa Compartir, cuyos beneficios alcanzan alrededor de 15 países, más de 2300 colegios y 75000 docentes. Por su parte, en Ecuador más de 400 colegios, 165000 estudiantes y cerca de 8000 docentes han pasado de un aprendizaje memorístico a un aprendizaje reflexivo e interactivo, al incorporar novedosas experiencias de enseñanza-aprendizaje con una propuesta educativa y tecnológica diferente.

 

El ecosistema educativo Compartir de Santillana es más que libros y plataformas digitales: es un conjunto de programas especializados que trabajan para impulsar una educación de calidad, donde el niño es el actor principal. Pedagogos, psicopedagogos, psicólogos especialistas en tecnología, diagramadores y otros actores, trabajan en conjunto por una educación que trasciende, con la finalidad de brindar al estudiante las herramientas idóneas para superar los retos del futuro.

 

Compartir fomenta en los estudiantes el desarrollo de habilidades para la vida a partir de la aplicación de metodologías activas como gamificación, aprendizaje cooperativo, design thinking, aula inversa y aprendizaje basado en problemas, entre otros. Además, la versatilidad de este entorno educativo se ve reflejada en su fácil adaptación a las necesidades que cada unidad educativa posee, lo que convierte a Compartir de Santillana en el líder en la transformación educativa donde el estudiante es el verdadero protagonista de su aprendizaje.

 

Gracias a las nuevas herramientas y la estructuración de este programa educativo, el docente toma un nuevo rol y se convierte en un facilitador de los procesos educativos que promueve la evaluación formativa y meta cognitiva con la intención de lograr una mejora continua en el aprendizaje de sus estudiantes.
Por su parte, Compartirse vuelve un aliado estratégico para toda la comunidad educativa con herramientas que involucran a todos los actores responsables en la educación de los estudiantes, en especial para que los padres de familia tengan la oportunidad de ser parte de este proceso de formación. Con este tipo de complementos, Santillana busca garantizar la excelencia en el aprendizaje de los estudiantes que son parte de este nuevo mundo, el del aprendizaje del futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *