Friday, 18 Jun 2021

Tratamiento renal durante el aislamiento

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

El COVID-19 ha hecho que muchos pacientes con enfermedad renal crónica interrumpan su tratamiento por temor al contagio. Solo en Guayaquil, la diálisis peritoneal salva vidas, permite que los pacientes con enfermedad renal crónica reciban sus tratamientos en casa, con todas las medidas de bioseguridad, y reduciendo la exposición al contagio del virus COVID-19 por requerir menor frecuencia de traslados a centros médicos (e interactuar con personas portadoras). En Ecuador alrededor de 1.5 millones de personas sufren de algún grado de fallo renal y más de 15.000 pacientes se encuentran etapa de diálisis. Según el especialista Alfonso Silva, director médico del Centro de Cuidados Renales Baxter Quito, la situación de los pacientes renales en la provincia del Guayas, es preocupante, al menos un 11% ha fallecido a causa del COVID-19.

Para evitar el incremento de estas cifras, los pacientes y sus familiares pueden optar por la alternativa de diálisis peritoneal, es decir, terapia de diálisis en casa. Esta modalidad, permite que el paciente se dialice en la protección del hogar. Adicional a esto, la plataforma digital, a través del sistema Claria Sharesource, permite a los profesionales de la salud monitorear remotamente al tratamiento de cada uno de los pacientes. Con la diálisis automatizada, una máquina cicladora realiza los intercambios automáticamente durante el día o mientras el paciente descansa en la noche (dependiendo de la modalidad).

La diálisis peritoneal permite la eliminación de sustancias que son dañinas en la sangre. Los riñones suelen hacer esa tarea, sin embargo, estos no funcionan normalmente en los pacientes con insuficiencia renal. Este tratamiento de diálisis ambulatoria nos permite aprovechar las bondades de la tecnología aplicada a la salud renal. Con la terapia en casa, los pacientes crónicos no tendrán que exponerse en medio de esta pandemia. A continuación 5 razones de por qué adoptar la diálisis peritoneal en tiempos de COVID-19:
1. Seguridad y protección del paciente: La PD disminuye el riesgo de contagio al no tener que salir de casa para el tratamiento.
2. Adaptabilidad: Ayuda al paciente a cumplir con sus actividades de teletrabajo o estudios, sin interrupciones porque el tratamiento se realiza mientras duerme.
3. Monitoreo remoto: El nefrólogo puede monitorear el tratamiento y hacer los ajustes necesarios vía remota sin necesidad de que el paciente se desplace a la clínica.
4. Continuidad: No se frena el tratamiento por la restricción de movilidad o el temor al contagio.
5. Esperanza de vida: Disminuyen los riesgos de mortalidad del paciente. Mejora el acceso al tratamiento y la cobertura de este.

Diferencias entre hemodiálisis y diálisis peritoneal
Hemodiálisis – Es el tratamiento mediante el cual una máquina filtra la sangre del paciente y la devuelve al torrente sanguíneo. Este proceso se realiza en una clínica y demanda el desplazamiento del paciente 3 veces a la semana durante varias horas.
Diálisis peritoneal automatizada- Es un tratamiento en el que se aprovecha la membrana del peritoneo para ingresar un líquido que se encarga de limpiar el cuerpo de las toxinas. Este tratamiento se realiza en casa durante las noches, y el seguimiento se realiza a través de un monitoreo remoto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.