Thursday, 23 Sep 2021

Un perfume de calidad implica la creatividad e inspiración de un artista

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

El área de Innovación de la multinacional Belcorp, se sometió a un nuevo proceso denominado ‘Essent Tech’ que maximiza la calidad y duración ya que el programa que realiza las mezclas de las fragancias busca que no se repitan de ninguna forma con fragancias anteriores mediante un proceso de reconocimiento de aromas inteligente, manejado por un algoritmo mediante inteligencia artificial, esto asegura que cada una de nuestras fragancias es nueva y no se tiene una igual en el mercado. Crear un perfume de calidad implica la creatividad e inspiración de un artista, recolectar ingredientes, extraer su esencia y lograr una mezcla exclusiva que se asemeje a una obra de arte. ¡Es casi como un buen vino! Se requiere de mucha inspiración, dedicación y tiempo para crear un perfume.

 

Andrea Burneo, consumer marketing Analyst Belcorp, señala que “Todo nace a partir del consumidor y sus necesidades. Un equipo multifuncional obtiene las necesidades del usuario y luego se le plantea el reto al equipo químico. En esta etapa se va testeando de forma física el producto con el fin de que cumpla con el requisito que promete”.

 

La planta de Belcorp cuenta con estrictas medidas de protección de calidad en el área de los procesos de perfumería, donde se encuentran los tanques especiales que tienen una capacidad de 450 a 500 toneladas.
Las técnicas de extracción de ingredientes y esencias han sido perfeccionadas en el transcurso de los años para tener dentro de las fragancias los mejores y más puros aceites. Esto ha permitido a los perfumistas tener en su paleta infinidad de aromas para crear un sin número de combinaciones haciendo de cada creación algo único. En la alta perfumería y obras de arte como el perfume resaltan exquisitos aceites esenciales que aportan un aroma único y una calidad absoluta a la estructura olfativa del perfume, señala Burneo.

 

Existen varios métodos para la extracción de las esencias de los perfumes. El proceso de destilación de los perfumes se emplea con flores, semillas, cáscaras, maderas y hierbas. La destilación básicamente se trata de separar los componentes sólidos de los volátiles de la mezcla por medio de la evaporación con agua. Las raíces, hojas, flores, y cortezas son las partes que contienen la esencia de los perfumes. Y es importante dejarlas macerar con agua durante unas horas.
En el proceso de expresión se utilizan las cortezas (cáscara) de las frutas cítricas exprimidas que se han utilizado en la esencia. El extracto que se obtiene de ellos se filtra para separar el agua de los aceites esenciales.

 

Finalmente, el proceso de enfleurage es el método más antiguo. Es una técnica que solía usarse con flores frágiles como el jazmín o la flor de azahar. Se recogían los pétalos y se colocaban sobre una superficie en donde se cubrían con grasas que tienen como propiedad absorber las esencias por el contacto de estas con los pétalos. Luego, con alcohol se busca extraer el aceite esencial de esta grasa.
El secreto detrás del exquisito y duradero aroma es el proceso de fabricación de fragancias que define el tiempo ideal de maceración, la parte más crítica dentro del proceso de fabricación de una fragancia, para maximizar el exquisito aroma floral y la duración del perfume. Los estrictos controles de calidad e instrumentos de última generación aseguran la calidad olfativa de las fragancias logrando así perfumes que desafía los sentidos y el paso de las horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.