Friday, 1 Mar 2024

¿Cómo brindar primeros auxilios en caso de accidentes?

 
 
   

 

¿Qué puede hacer un ciudadano cuando alguien salió herido por arma blanca, bala o piedra? Una herida por arma de fuego no es fácil de tratar, y en la gran mayoría de los casos requiere de cirugía para eliminar fragmentos de proyectil, o reparar estructuras y tejidos afectados. A simple vista es muy difícil saber el alcance de los daños que ha causado, ya que desconocemos su trayectoria, y en ocasiones tampoco sabremos qué tipo de arma y de proyectil se han empleado.

 

Sin embargo, los primeros auxilios pueden salvar vidas y deben basarse en estabilizar a la víctima hasta conseguir apoyo médico profesional. La Dra. Mayra Tello, jefa de la Unidad de Emergencias del Omni Hospital y médico internista, indica que primero se debe llamar a la ambulancia, ser breve y preciso en la comunicación de la emergencia. También es importante no mover a la víctima de sitio para evitar que su estado se agrave.

 

La especialista explica que es recomendable buscar las heridas, analizar el cuerpo de la víctima en busca de hemorragias, y actuar de forma rápida aplicando presión en el punto sangrante con un paño, gasa, toalla, o una prenda de ropa si es necesario.
Si la hemorragia es en un brazo o pierna y con presión no se puede controlar, se puede realizar un torniquete con un cinturón o una banda de tela que no se rompa. El torniquete se debe poner lo más cercano a la herida, pero siempre por encima de la rodilla o el codo. Hay que recordar que el torniquete sirve para detener la hemorragia, pero puede provocar daño tisular por la falta de riego sanguíneo, por lo que hay que apuntar la hora a la que se realizó, y revisar cada 10 minutos si ha parado la hemorragia, aflojándolo un poco.

 

La Dra. Tello explica que si la víctima está inconsciente se la debe colocar en posición lateral de seguridad (de lado, en una posición lo más cómoda posible, dejando libre la vía aérea), y reevaluar con frecuencia su estado, incluyendo respiración y pulso. En el caso de que no respire, se deben iniciar de inmediato las maniobras de resucitación cardiopulmonar. Hay ocasiones en las que será necesario el traslado del herido. Para trasladar a la víctima muchas veces es necesario inmovilizar mediante tablas, palos, o cualquier objeto que sirva para entablillar extremidades, ya que cualquier movimiento brusco podría causar más daño o hemorragia. www.omnihospital.ec

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *