Thursday, 17 Jun 2021

La sobreexposición a las luces navideñas puede afectar la salud visual

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

La temporada navideña ha llegado, y pese a la pandemia generada por el virus del Covid-19, las ciudades, centros comerciales y parques han empezado a colocar sus árboles de navidad y a decorar sus edificios con miles de luces de todos los colores. Este espectáculo que trae consigo la Navidad, también conlleva una serie de riesgos para quienes, por alguna razón, están en exposición constante a la iluminación típica de la temporada.  Alejandro Lalama, jefe de Optometría de Óptica Los Andes, comenta que aunque las luces navideñas dan un espectáculo bonito para ver, éstas pueden producir deslumbramiento, afectando principalmente a quienes conducen sobreexpuestos a las mismas. Además, el tipo de iluminación que destellan ciertos focos navideños incide directamente en la calidad del sueño.

 

Sobre los riesgos de la sobreexposición a las luces navideñas:
● El principal factor de riesgo que traen consigo las luces navideñas es que pueden causar deslumbramiento. Esto es muy importante, sobre todo para quienes conducen, debido a que cuando en las calles existen demasiadas luces navideñas, se puede encandilar al chofer y, en consecuencia, producir un accidente de tránsito. De igual manera, los cambios repentinos de luz en la noche pueden ocasionar fatiga y otro tipo de molestias visuales en los conductores.
● Según estudios, el 70% de los conductores que transitan por las calles con alumbrado navideño sufren deslumbramientos al volante. “Esto es mucho más evidente en personas mayores de 50 años o en quienes padecen trastornos de la visión, como miopía, hipermetropía, astigmatismo o glaucoma”, asegura el experto de Óptica Los Andes.
● El deslumbramiento sucede cuando, debido a la excesiva cantidad de luz, es difícil diferenciar objetos y se disminuye la capacidad de visión. Este fenómeno actúa sobre la retina del ojo en la que se produce una reacción fotoquímica, insensibilizándola durante un tiempo.
● Otro de los inconvenientes es que la mayoría de la iluminación navideña está basada en luz LED, y este tipo de luz es “Perjudicial para el descanso de las personas, debido a que la sobreexposición a la misma disminuye drásticamente la producción de melatonina, alterando las horas de sueño”, asegura Lalama. Esto además de afectar al bienestar general de la persona, también incide de manera negativa en la salud de los ojos que, debido al mal descanso, no se recuperan del esfuerzo que realizan durante el día para ver.

 

Sobre a quiénes afecta mayoritariamente las luces navideñas:
● Lalama asegura que, “A partir de los 50 años es más costoso percibir con claridad los objetos detrás de un halo luminoso”, de ahí que sobreexponerse a este tipo de luces a una edad avanzada, puede resultar perjudicial para la salud visual, más aún si a esa edad ya existe algún trastorno como la miopía, por ejemplo.
● Las personas con ojos claros también corren un alto riesgo, debido a que son más sensibles a los deslumbramientos porque la cantidad de melanina en el iris es menor. El experto de Óptica Los Andes cuenta que “Una investigación austriaca comprobó que personas con ojos azules tienen niveles significativamente más altos de luz difusa intraocular, por lo que pueden experimentar deslumbramientos discapacitantes en situaciones diarias, como la conducción nocturna”.

 

Sobre cómo evitar posibles daños por las luces navideñas:
● Las personas más expuestas al riesgo de deslumbramiento son los conductores. Para disminuirlo, Lalama comenta que es importante que en esta época se mantenga el parabrisas y los faros siempre limpios.
● Si la persona usa lentes, es importante que los lleve siempre que salga a la calle en época de navidad. Los lentes tienen una variedad de filtros que ayudan a proteger los ojos de varios tipos de radiación, entre ellas la que emiten las luces navideñas. De ahí la importancia de que los lentes siempre tengan los filtros necesarios, pues la medida es solo uno de los beneficios de estos accesorios.
● Es importante evitar la exposición a las luces navideñas al menos 30 minutos antes de dormir. Esto evitará algún desbalance en la hormona del sueño y, en consecuencia, ayudará a que la persona concilie de mejor manera el sueño y que, al siguiente día, los ojos estén descansados para realizar sus labores diarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.