Thursday, 17 Jun 2021

La tecnología, confianza y talentos son las claves del siglo digital

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Adaptarse rápidamente a las necesidades provocadas por la pandemia ha sido el gran desafío para las empresas en 2020. El nivel de preparación y madurez tecnológica fueron cruciales para mantener a sus empleados trabajando de forma remota y a sus clientes bien atendidos durante meses de restricciones y distancia social. Sin duda, salieron adelante los que ya estaban preparados para la disrupción que se avecinaba, aún sin saber que vendría. El 51% y 44% de los CEO ecuatorianos mencionaron el riesgo cibernético y los incidentes de salud pública, respectivamente, como elementos que perciben generarán los mayores desafíos para sus organizaciones en los próximos 2 a 3 años. También nombraron los cambios del mercado y la infraestructura tecnológica, ambos en tercer lugar (42%).

 

1) Tecnología para escalar negocios y personalizar relaciones. Durante el año pasado, hemos visto una aceleración de la transformación digital. El aumento generalizado de interacciones y negocios remotos ha provocado una hiper digitalización en empresas que se enfrentan a la necesidad de acelerar el uso de la tecnología en los procesos de negocio, para poder gestionar sus operaciones con agilidad y brindar nuevas experiencias a los clientes. Así que la tecnología ha sido protagonista, siguiendo el camino de transformación de las organizaciones, y ahora estamos entrando en una era en la que la computación puede, y debe, suceder en cualquier lugar, desde centros de datos a las nubes públicas y hasta el borde de la red. Esto es lo que permite a las empresas tener flexibilidad y poder escalar rápidamente de acuerdo con sus necesidades y demandas. Este mundo es posible gracias a la nube híbrida. Empresas de todos los tamaños y sectores, como Entel Corporaciones, en Chile, Banco Sabadell en México, Efectiva Financiera en Perú, y Santander en Uruguay, son algunas de las empresas con experiencias exitosas en la puesta en práctica de esta tendencia.

 

2) Confianza y privacidad en un mundo hiperdigitalizado. A medida que intensificamos el uso de la IA, los ojos se vuelven hacia la confianza de los datos generados. Según la nueva investigación de mercado encargada anunciada en Think 2021, casi el 90% de las empresas que utilizan IA comentan que su capacidad de explicar cómo la IA llegó a una decisión es crítica. Además de la confianza, las empresas deben estar seguras de que sus datos y su conocimiento son suyos y no se utilizarán ni se accederá a ellos sin autorización. Según el informe de seguridad de IBM publicado en febrero de 2021, los ataques cibernéticos evolucionaron en 2020 a medida que los actores de amenazas buscaban beneficiarse de los desafíos socioeconómicos, comerciales y políticos sin precedentes causados por la pandemia de COVID-19. Mientras aumenta la digitalización y las interacciones remotas, las empresas necesitan también más seguridad para proteger sus negocios de las amenazas y gestionar el riesgo y el cumplimiento.

 

3) Talento y el desafío de una fuerza laboral en cualquier lugar. La explosión de datos y el creciente uso de la IA y las tecnologías de automatización por parte de las empresas ya estaban transformando el mercado laboral, incluso antes de la pandemia, lo que exigiría a las empresas adaptarse mediante la reconversión de su fuerza de trabajo y la habilitación de nuevos talentos. El nuevo modelo masivo de aprendizaje y trabajo a distancia generado por la pandemia ha acelerado este proceso. El 62% de los CEOs latinoamericanos** indicaron que el empoderamiento de la fuerza de trabajo remota se ha convertido en un factor muy importante o extremadamente importante desde 2020. En este sentido, empresas como Burger King Brasil ya han mostrado buenos resultados con el uso de inteligencia artificial para mejorar la comunicación y el servicio a los 16 mil empleados en 800 restaurantes, principalmente durante la pandemia.
Los cambios e incertidumbres provocados por el año atípico que tuvimos refuerzan la importancia de aplicar tecnologías exponenciales para crear y mejorar relaciones con empleados, clientes, socios y producir procesos más eficientes, efectivos y flexibles en un entorno confiable y seguro en cualquier lugar. Sabemos que no existe una combinación mágica para prepararse para la disrupción, pero invertir en tecnología, confianza y talento será la llave de entrada de las empresas para el siglo digital.

 

Joaquim Campos, IBM Latin America Technology Leader

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.