Saturday, 12 Jun 2021

Ventajas de la implementación de formaletas de aluminio en la construcción

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Con la crisis sanitaria generada por el COVID-19, la vivienda se ha convertido en refugio seguro y único espacio de convivencia, trabajo, ocio y desarrollo de actividades ordinarias y extraordinarias para todos los miembros del hogar. Tener una vivienda propia en las actuales circunstancias es una prioridad; de ahí que, los constructores comprometidos con la comunidad ofertan viviendas más económicas, cómodas y modernas.
Hoy, el criterio de durabilidad es otro de los que se modifica y da lugar a pensar en términos de construcción inteligente: con menos desperdicio de material, optimización en los plazos de obra y trabajo y mejores alternativas para la logística, uno de los grandes desafíos del sector.

 

Joan Proaño, vocero de Constructores Positivos, manifiesta que “La industrialización y el uso de sistemas alternativos de construcción es la única opción viable para reducir costos y adelantar cronogramas en la creación de Viviendas de Interés Social VIS y Viviendas de Interés Pública VIP”.

 

La implementación de formaletas de aluminio en la construcción brinda grandes ventajas como: producir grandes cantidades de viviendas en manera semi – industrializada o producción en serie que trae consigo ahorros sustanciales en el cronograma de trabajo y en el costo final de la obra. Así también, al ser un sistema que implementa muros portantes de hormigón se convierte en un sistema sismo – resistente tanto por los materiales y el diseño estructural tipo cajón.
El uso de las formaletas de aluminio inicia luego de la fundición de la loza de cimentación, en ella se deja chicotes para todos los muros, luego se realiza el armado estructural de paredes, las instalaciones eléctricas y sanitarias para posteriormente realizar el encofrado con las formaletas de aluminio. Se termina el proceso, con el vaciado de hormigón y el desencofrado quedando la superficie lista para ser pintada y para la instalación de acabados”, señala el experto.

 

Con esta implementación se elimina el trabajo de albañilería (picado para instalaciones eléctricas y sanitarias, así como el enlucido posterior), logrando el ahorro en costos y tiempo.
Sus aplicaciones principales son en proyectos que tengan un número importante de repeticiones de la unidad básica estructural, por ejemplo, viviendas, hoteles y cárceles, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.